Cómo limpiar suelos de mosaico y cómo mantenerlos

Cómo limpiar suelos de mosaico y cómo mantenerlos

Cómo limpiar suelos de mosaico y cómo mantenerlos

Los suelos de mosaico, tanto por su fabricación como por su decoración, merecen un cuidado especial. El objetivo no es otro que mantener un aspecto original y la belleza de sus dibujos pero ¿cómo conseguirlo? ¿cómo limpiar y cómo mantener suelos de mosaico? Te ofrecemos algunas pistas.


Los suelos de mosaico, o también conocidos como suelos de mosaico hidráulico, son baldosas decorativas de cemento pigmentado que se usan tanto en el exterior como el interior de las casas, sobre todo en patios y en casas antiguas, y en aquellas que las quieren imitar.


El suelo de mosaico fue inventado a mediados del siglo XIX en el sur de Francia pero no se uso hasta mediados de los 40 como pavimento para construcciones. Estableciendo así una moda que significó toda una revolución en la decoración de suelos alrededor de Europa y también, cómo no, en España.


Para fabricarnos se utilizan de moldes metálicos, también conocidos como trepas, donde se aplican los colores. Éstos, posteriormente son fijados a la base de cemento mediante el uso de prensa hidráulica y dando como resultados estos bonitos suelos hidráulicos que puede haber de tan diferentes formas como se quieran. ¿Cómo lavar suelos de mosaico?


Desde Químicas Oro, recomendamos la utilización de un limpiahogar PH neutro, como el Limpiahogar PH neutro Mediterráneo ORO 1.500 ml. Se trata de un limpiahogar idóneo para suelos y superficies lavables, incluso hasta las más delicadas como para limpiar suelos de mosaico. Gracias a la fórmula PH neutro, este limpiahogar ORO no daña los materiales, y hace que se mantengan como el primer día. Además, incorpora un agradable perfume cítrico capaz de combinar a la perfección los aromas de las naranjas y limones de nuestro Mediterráneo.


Y ahora toca el turno de saber cómo mantener los suelos de mosaico. Un consejo esencial es barrer cada día tus suelos de mosaicos independientemente de donde los tengas alojados, y un par de veces a la semana es recomendable pasar una mopa o trapo seco de forma suave para acabar de eliminar restos que hayan podido quedar.


También puedes pasar un mocho mojado con agua tibia, con muy poco agua, prácticamente húmedo. El objetivo de esta acción es mantener la brillantez del suelo y, de paso, no dañar su dibujo. Otra opción de cómo mantener los suelos de mosaico, es que si tienes una mascota o se te vierte algún líquido sobre él, rápidamente rocía desinfectante directamente sobre el área y límpialo de inmediato. No dejes que estos líquidos dejen marca.


Ah, y por último, si quieres sacarle más provecho y color, al lavar tu suelo de mosaico añádele un par de gotas (no más) de aceite de oliva al agua. ¡Te quedará muy brillante!

otros productos de la misma categoría: