8 trucos sencillos de fontanería casera

8 trucos sencillos de fontanería casera

8 trucos sencillos de fontanería casera

Es cierto que es un mundo que nos aterroriza, ya que pensamos que tocar la tubería que no es provocará un estropicio mayor. No se trata de saber hacer grandes obras de fontanería, sino de que aprendas algunos truquillos para tu día a día.


Desatasco de tuberías: El hecho de usarlas como vertedero de basuras provoca que se atasquen. Podemos emplear diferentes productos de droguería, aunque lo más clásico y eficaz es aplicar lejía caliente y esperar 15 minutos antes de volver a abrir el grifo. Otro remedio casero es aplicar agua con vinagre junto a bicarbonato de sodio.


Descongelación de tuberías: Para no quedarnos sin calefacción ni agua caliente, lo mejor será colocar paños calientes a lo largo de las tuberías o aplicar calor directamente sobre éstas usando un secador.


Eliminar el ruido de las tuberías: Provocado por las burbujas de aire y la suciedad que se acumulan en su interior. La solución será purgar las tuberías, es decir, añadiremos agua a presión sobre las cañerías durante varios minutos.


Quitar los malos olores de las tuberías: Provocados por los residuos descompuestos que se acumulan en la zona del sifón. Lo mejor será quitar el tapón del sifón y limpiarlo a fondo, aunque si no surtiese efecto, dejaremos correr el agua a toda potencia durante unos segundos.


Ahorrar agua en nuestro inodoro: Para evitar que se desperdicien grandes cantidades de agua lo ideal será colocar una botella de agua en el interior del depósito a distancia de la válvula. Así pues, la botella ocupará una gran parte del depósito permitiéndonos ahorrar entre tres y seis litros nuestro consumo.


Retirar el óxido de la grifería: Este problema aparece especialmente en las viviendas ubicadas junto al mar. El truco consiste en untar vaselina sobre los grifos y limpiarlos cuando los volviésemos a utilizar con el tiempo.


Eliminar la cal: Es un gran problema que afecta fundamentalmente a las lavadoras, los lavavajillas y los sanitarios.  En el caso de la lavadora, pondremos un lavado de agua caliente con dos vasos de vinagre, comprobando si al aclarar aún perdura cal en su resistencia. Para la cal de la ducha, lo mejor será quitar la alcachofa y ponerla a hervir en agua con vinagre entre 15 y 20 minutos. De esta manera recuperará todo su brillo.


Reparar radiadores: Si emite un ruido similar a un burbujeo significará que las cantidades de agua del aparato estarán por debajo de los niveles oportunos. Tras ajustar todas las tuercas, deberemos purgar el radiador para que se marche el aire y el agua volviese a su nivel normal. Para ello, abriremos la válvula del radiador con una llave hasta que el agua, inicialmente sucia, comenzase a salir. Una vez saliese el agua limpia volveremos a cerrar la válvula.

Estos son solo algunos trucos caseros que podrán servirte como remedio inmediato ante un problema en la fontanería de la casa. No obstante, para asegurarnos una mejor reparación y cerciorarnos del problema real de nuestra instalación, lo mejor será pedir ayuda a una empresa de reparaciones del hogar, la cual nos mandará a un profesional especializado en la materia.

 

otros productos de la misma categoría: