Trucos que no debes hacer para quitar las manchas en la ropa y porqué

Trucos que no debes hacer para quitar las manchas en la ropa y porqué

Trucos que no debes hacer para quitar las manchas en la ropa y porqué

Hemos de evitar utilizar champú directamente sobre las manchas en la ropa. A veces estos productos suelen contener alcoholes que pueden disolver la mancha pero también la coloración propia de la prenda. En el caso de las prendas blancas el resultado es todavía peor. Tampoco debemos utilizar limón ya que se trata de un desengrasante natural pero en la mayoría de los casos no producirá ningún efecto.

 

Hay que evitar a toda costa frotar con estropajos o lijas de uñas. Este procedimiento es muy abrasivo y en la mayoría de los casos solo eliminará la parte superficial de las manchas en la ropa y además erosiona las fibras del tejido deteriorándolo. Otra técnica errónea que se emplea es la de sumergir la prenda manchada en agua y sal. Esta mezcla libera el cloro y el sodio de la sal y corroe los tejidos a modo muy similar a la lejía. También debemos evitar a toda costa el agua oxigenada. Es un potente oxidante pero solo funciona con las manchas en la ropa de origen orgánico haciendo solo una disolución parcial de la coloración. En la actualidad han aparecido incluso camisas que ni se ensucian ni arrugan.


Soluciones como éstas y otras aún más raras son conocidas como los remedios de la abuela, pero la experiencia y los avances tecnológicos nos han demostrado que son los productos detergentes elaborados por las industrias especializadas los que verdaderamente solucionan los problemas derivados de las manchas en la ropa, especialmente si seguimos las instrucciones del fabricante.

 

Alguno de ellos, como el disuelvemanchas ORO, ofrece soluciones reales a las manchas en la ropa que consideramos más difíciles de eliminar, concretamente nos referimos a manchas de sangre, vino, chocolate, maquillaje, lápiz de labios, sudor, café, grasa, rímel y salsas, sin dejar de la lado las manchas en la ropa más difusas como las producidas por el roce normal del uso sobre todo en cuellos y puños.

 

En definitiva es aconsejable huir de los remedios estrambóticos y recurrir a los profesionales que tienen una larga experiencia en la lucha cotidiana contra las manchas en la ropa.

 

otros productos de la misma categoría: