Cómo comprobar la auténtica calidad de un insecticida

Cómo comprobar la auténtica calidad de un insecticida

Cómo comprobar la auténtica calidad de un insecticida

Está claro que una noche de agosto o julio con la ventana abierta es una experiencia de riesgo si no se cuenta con un buen insecticida al lado. Ya sea un difusor ya sea que nos hayamos dedicado a explorar toda la habitación y a rociar insecticida allá donde veamos algo moverse, necesitamos saber que contamos con unas buenas defensas de cara a la invasión de mosquitos y otros insectos propia del verano.

 

Sin embargo, muchas veces colocamos nuestro insecticida en su lugar y nos echamos tranquilos a pasar la noche creyendo que estábamos protegidos para descubrir horrorizados a la mañana siguiente que aquel insecticida era ineficaz. ¿Cómo, entonces, distinguir un buen insecticida de uno que no lo es? ¿Qué tipos de insecticida nos permiten estar a cubierto de las agresiones estivales de los mosquitos y cuáles no?

La calidad del insecticida: un elemento fundamental

Está claro que lo que más nos protegerá de los mosquitos y otros insectos durante los meses de verano es la calidad del insecticida y no todos son iguales. Para saber identificar un buen insecticida tenemos que observar qué tipo de insectos mata. Así, no todos los insecticidas son eficaces contra todo tipo de insectos, por lo que tendremos que estar atentos a que aquél que elijamos sí sea efectivo contra el tipo de insecto contra el que estamos luchando.

Por ejemplo, durante el verano no todos los insecticidas valen contra los mosquitos tigre; ya que sólo los de mayor calidad del mercado pueden contrarrestar a este bicho tan molesto. Por otra parte, la calidad de un insecticida vendrá dada en gran medida por otra serie de elementos como son el efecto knockdown y el killer así como la rapidez de la pulverización.

 

De esta manera, existen insecticidas de calidad en los que el efecto knockdown está muy presente. Este efecto es el que hace que el insecto caiga al suelo como consecuencia de ser expuesto al insecticida. Sin embargo, no es el único efecto de un insecticida, ya que hemos de saber que un insecto, a diferencia de otros tipos de animales, no se muere tras una caída, sino que sigue vivo. De ahí que otro elemento importante de los insecticidas de calidad sea el efecto “killer”, es decir, la capacidad de matar al insecto.


Por último, otro de los factores con los que contará un buen insecticida de calidad es el hecho de tener un buen sistema de difusión. Por ejemplo, los sistemas de difusión basados en disolvente suelen ser de una alta calidad ya que tienen la particularidad de ser rápidos y de hacer que se mantenga el producto en suspensión en el aire, provocando así que sea mucho más efectivo con una menor cantidad de producto.

 

otros productos de la misma categoría: