Los trucos caseros de limpieza que sí funcionan

Los trucos caseros de limpieza que sí funcionan

Los trucos caseros de limpieza que sí funcionan

Medias y papel de periódico para limpiar los cristales


Incluso el mejor limpiacristales del mundo causa el famoso problema de los brillos o los restos de pelusa, ya que más que un problema del producto es un defecto de las bayetas. Para realizar una limpieza más eficaz de los espejos o de las ventanas podría favorecerte el uso de papel de periódico o medias viejas que ya no se estén utilizando.

 

Estos dos materiales no sueltan ningún tipo de pelusa ni dejan residuos, tampoco arrastran la suciedad de un lado a otro dejando brillos y texturas poco estéticas. Con todos estos beneficios aún se puede añadir otra característica importante más, y es que no rayan el material ni estropean la superficie durante la limpieza.

 

Llegar con el aspirador hasta la última esquina


Uno de los principales problemas a la hora de realizar la limpieza con un aspirador es llegar hasta el último rincón de la casa, con sus esquinas y estrecheces incluidas. Un buen truco para llegar a todas partes es aplicar al cabezal del aspirador una boquilla de un biberón de cocina o el cabezal más fino de una manga pastelera, así ningún rincón se resistirá.

 

Para aplicar este truco sin problemas podrás sujetar la boquilla que has escogido con una mano mientras pasas el aspirador con la otra mano. Si tienes muchos rincones difíciles y te resulta incómodo también puedes engancharlo con cinta adhesiva mientras lo estés utilizando.

 

Tratar a fondo los muebles de cuero


Si tienes muebles de cuero en casa es posible que la limpieza y el mantenimiento se te resista, ya que son piezas bastante complicadas y que no todo el mundo sabe como tratar. Una de las cosas que puede ocurrir es que el mueble haya perdido brillo y elasticidad y necesites rejuvenecerlo, algo para lo que existe un buen truco.

 

Para ello, podrás aplicar a la piel un poco de betún incoloro como el que usas para limpiar los zapatos. Tendrás que dejarlo actual unos minutos y después frotarlo con un paño limpio para darle brillo y eliminar la grasa sobrante. Si se trata de un asiento deberás procurar no usarlo de nuevo hasta pasar otro paño más para que no queden residuos que puedan estropear tu ropa.

 

Limpiar la lavadora con enjuague bucal


Si piensas en la limpieza de la lavadora es muy probable que el enjuague bucal sea lo último que se te pase por la cabeza, pero lo cierto es que es válido para ello, incluso recomendable. Tendrás simplemente que verter medio vaso de colutorio en la lavadora cuando esté vacía y activarla con el ciclo de aclarado. El resultado será excelente y las bacterias desaparecerán.

 

otros productos de la misma categoría: