5 trucos para mantener limpia una casa con personas alérgicas

5 trucos para mantener limpia una casa con personas alérgicas

5 trucos para mantener limpia una casa con personas alérgicas

Lo primero que hay que entender cuando se convive con personas alérgicas, es que las reacciones que producen en ellos diferentes agentes, no las pueden contralar, partiendo de esto, es recomendable ejecutar una rutina de limpieza que no sea tan agresiva ni invasiva, pues muchos de los componentes de limpieza están fabricados con químicos que siempre terminan generando un impacto directo a la sensibilidad del paciente, bien sea por la respiración, la piel, ojos y otras zonas sensibles del cuerpo. Para logar una higiene eficaz para alérgicos, es ideal seguir los siguientes trucos:

 

1. Limpieza frecuente en los dormitorios: Es de suma importancia ejecutar una rutina de limpieza periódica en el lugar de limpieza, sobre todo donde hacen vida las personas alérgicas. Debido a la variedad de superficies blandas que atrapan el polvo, es importante siempre limpiar la cama, lavando semanalmente las sábanas, fundas de almohadas y mantas, todo preferiblemente con agua caliente. Así mismo las almohadas deben limpiarse y sacudirse fuera del dormitorio. El mejor truco para limpiar una habitación de dormitorio es empezando por los accesos difíciles como ventiladores de techo y lámparas, para luego darle paso a las persiana, cortinas y muebles pequeños con algún utensilio de mano. Se puede cerrar aspirando el piso una vez todo esté limpio y sin rastro de polvo.

 

2. Limpieza del baño sin químicos agresivos: Para limpiar el baño a fondo es recomendable enfocarse primero en erradicar cualquier presencia de moho, esto se puede lograr con lejía, peróxido de hidrógeno o algún limpiador especial, en este proceso las personas alérgicas no deben tener acceso al baño. Una vez terminada la jornada de limpieza de las superficies, la zona debe estar bien ventilada, recordemos que muchos alérgicos son sensibles a los olores fuertes. Contar con un ventilador de extracción para las duchas ayuda a extraer el exceso de vapor.  Siempre es importante dejarlo todo lo mayormente seco posible.

 

3.  La limpieza de la cocina para alérgicos: Se debe evitar a toda costa el crecimiento de hongos y moho en un área tan importante como la cocina, para eso se recomienda usar un extractor para reducir la humedad. El fregadero, refrigerador y el congelador deben ser monitoreados con regularidad para que no tengan ningún tipo de fuga que de acceso a anticuerpos. Es importante mantener limpias las encimeras y periódicamente los techos y alfombras deben ser sometidos a una rutina de limpieza profunda. Es de suma importancia que los alérgicos no tengan acceso a estas áreas durante las jornadas de limpieza, algunos químicos poseen olores muy fuertes que no podrán tolerar.

 

4. Limpieza general de áreas comunes sin alérgenos: El truco con mejores resultados es que en cada habitación se comience a limpiar desde la parte superior, para que el polvo y los alérgenos se desprendan y caigan, así podrán ser capturarlos con mayor facilidad por alguna aspiradora. Es importante prestar atención a cada marco de ventana o superficie horizontal, pues es allí donde se deposita mayor cantidad de polvo, así como sucede con la tapicería de muebles y alfombras.

 

5. Limpieza en áreas de entrada y almacenamiento: Es importante crear una dinámica semanal de limpieza que cubra las áreas de entrada. Lo ideal es barrer con frecuencia para retirar el polen que tan perjudicial es para os alérgicos. También es sumamente importante evitar el crecimiento de moho en el cuarto de la lavadora, ya que es una de las áreas donde hay mayor cantidad de humedad. Igual sucede con la secadora, pues requiere que se mantenga limpio el filtro de pelusas.

otros productos de la misma categoría: