Trucos para limpiar superficies calientes

Trucos para limpiar superficies calientes

Trucos para limpiar superficies calientes

Por ello es muy necesario que se cuide su mantenimiento y que se realice de manera periódica. Parte importante de ese mantenimiento es la limpieza diaria. Es necesaria para retirar la grasa acumulada al cocinar ciertos alimentos. Al terminar la jornada debe quedar perfectamente limpia para su siguiente uso.

 

El principal material usado para fabricar planchas es el acero inoxidable recubierto con cromo. Es importante que la limpieza sea adecuada ya que podríamos estropear el material y la plancha dejaría de ser útil. Como parte importante hay que destacar el cajón recoge grasas. Deberemos incluirlo en nuestras rutinas de limpieza y mantenimiento.

 

Algunas modelos de planchas de superficies calientes son extraíbles lo que facilita su limpieza. Pero esto no es lo que ocurre en la mayoría de los casos.

 

Uno de los métodos usados para limpiar las planchas es usar hielo. El choque térmico causado sobre la superficie caliente favorece la retirada de grasas y de restos de comida. Otro método usado es la piedra pómez también es usada a menudo para limpiar las planchas. La sal también es usada como desengrasante natural, al igual que el limón y el vinagre.


Todos estos métodos pueden hacer deteriorar las superficies calientes sobre la que cocinamos alimentos a la plancha. Cada plancha cuenta con especificaciones de su fabricante que se deberán seguir en todo momento.

 

La limpieza inadecuada puede causar grietas y afectar a la capa que cubre el acero inoxidable. Esto puede provocar un deficiente distribución del calor y que los alimentos no se cocinen adecuadamente. No podrás crear platos que satisfagan a tus clientes.

 

También será necesaria una rasqueta especial e teflón que te ayude a limpiar la superficie sin dañarla. Te ayudará a retirar los restos de alimentos mas incrustados y arrastrarlos al cajón donde se recoge la grasas. Es un instrumento muy útil, pero no se puede usar una rasqueta cualquiera.

 

La mejor elección es usar un producto desengrasante específico. La plancha es una superficie sobre la que van a recaer muchas grasas y que necesita de su continua limpieza. Un limpiador específico para superficies calientes es tu mejor aliado para una limpieza óptima.

 

Recuerda usar siempre las dosis indicadas por el proveedor para que la plancha no se vea dañada. Es indispensable tener un gran cuidado debido al uso continuado de esta superficie caliente. De esta manera su vida útil se verá alargada.

 

El desengrasante se dejará actuar por el tiempo indicado, evitando que caiga al cajón donde se recoge la grasa, y luego se retirará con una bayeta. Hay que evitar usar estropajos que estropeen la superficie. A continuación se deberá enjuagar con abundante agua. Después se tendrá que secar y para ello se puede encender la plancha durante un corto periodo de tiempo.

Hay que recordar que se deben mantener en todo momento las normas de seguridad en el trabajo. Por ello la plancha ha debido dejarse enfriar por el tiempo suficiente para que se pueda manipular sin causar quemaduras. Si es necesario manipular la superficie estando aún caliente siempre hay que usar guantes antitérmicos de seguridad.

 

Recuerda seguir siempre las indicaciones del fabricante. Siguiendo estos trucos y de la mano de tu producto desengrasante especializado podrás tener tu superficie caliente de cocinado siempre a punto. Estará higienizado y limpio. La comida estará siempre al punto que estamos buscando y facilitará el trabajo de nuestro establecimiento de hostelería.

 

otros productos de la misma categoría: